Marketing Online / Comunicación / Social media

Asesoramiento-Marketing-Comunicación-Publicidad-DiseñoWeb-Social Media-Creatividad-Actualidad-Web 2.0-Posicionamiento-Internet-branding

Archivos por Etiqueta: linkedin

Aplicaciones de Linkedin #infografía

d2f9da9e-813f-11e3-a206-22000ab828e0-original

La actividad en Redes Sociales en 2012 (infografía en español)

Cómo Configurar Linkedin cuando estás buscando Empleo

Las opciones de Configuración de tu Perfil Linkedin no tienen por qué ser permanentes sino que, dependiendo de tus intereses profesionales y, sobre todo, de si estás o no en búsqueda activa de empleo, te interesa prestar atención a la especial configuración de algunas opciones.

Dentro de la Configuración de tu Perfil Linkedin encontrarás varias opciones que deberías definir de forma diferente, dependiendo de  si estás buscando desde el desempleo o, por el contrario, buscas para moverte a otra empresa, pero estás en activo.

▪         Quién puede ver el Feed de tu Actividad:

El feed de tu actividad aparece en la parte derecha de tu Perfil Linkedin e informa de las actividades que desarrollas en Linkedin: empresas a las que sigues, actualizaciones de tu status, cambios en tu Perfil, etc.

Desde esta opción, puedes configurar a quién llega esa información: “Todos”, “Tu Red”, “Tus Contactos” y, “Solo Tu”. Selecciona “TODOS” si buscas empleo y no estás en activo. Selecciona “SOLO TU” si buscas empleo pero estás trabajando.

En el primer caso, buscamos la visibilidad máxima, sin embargo, en el segundo, sobre todo si parte de la empresa está en tu red de contactos directos, es preferible incrementar la privacidad.

▪         Difusión de tu Actividad

Está estrechamente relacionada con la anterior. Cuando activas la Difusión de tu Actividad de tu Perfil Linkedin, ésta aparecerá en el Feed de Actividad que hemos mencionado en el apartado anterior. Así que, si lo mantienes activado, tu actividad tendrá el alcance que hayas definido en la configuración del apartado anterior, mientras que si lo desactivas, no tendrás que preocuparte de configurar dicho apartado.

Actívalo si estás desempleado y desactívalo si buscas pero sigues en activo.

▪         Rastro que dejas cuando visitas un Perfil ajeno.

También puedes configurar la información que, sobre ti mismo, dejas cuando visitas un perfil ajeno. Aunque es un tema muy personal, mi recomendación, sea cual sea tu estado, es de máxima visibilidad.

Entiendo que, a veces, cuando conoces el nombre del profesional que te va a entrevistar para una posición, el candidato prefiera ocultar su identidad cuando visita dicho Perfil, sin embargo, ten en cuenta que mostrar interés por el profesional y la empresa que va a entrevistarte puede ser una muestra de motivación por el puesto muy valorada por la compañía.

▪         Selecciona quién puede ver tus contactos.

Solo hay dos opciones, o “Tus Contactos” o “Solo Tu”, es decir, o damos acceso a todos los contactos de 1º nivel o denegamos el acceso. Aquí, no puedes ser selectivo.

De nuevo, la opción es diferente si estás en activo o no lo estás. En el primer caso, recomiendo cerrar el acceso, ya que de esa manera, no se comunican los nuevos contactos que entran en tu red y no notarán ningún aumento extraño en el número de contactos, a no ser que entren en tu Perfil. Y, al contrario, si buscas desde el desempleo: apertura total y visibilidad máxima. La comunicación continua a la home page de tu red de 1º nivel, te hace estar en su “top of mind”, sirviendo de recordatorio continuo de tu proceso de búsqueda.

▪         Visibilidad de la Fotografía

Es importante humanizar tu Perfil Linkedin y, una buena manera de empezar a hacerlo, es añadir una fotografía. A veces lo hacemos pero configuramos de manera restrictiva la opción en cuestión: Tienes tres posibilidades: “Tus Contactos”, (solo nivel 1º), “Tu Red”, (2º y3º nivel + grupos), “Todos”, es decir, la suma de los anteriores más cualquier profesional que entre en tu perfil aunque se encuentre fuera de tu red.

Recomiendo la opción “Todos”. No entiendo el motivo de restringir esta opción. Es bueno que cualquiera que analice tu Perfil Linkedin, te pueda poner “cara y ojos”, como se dice vulgarmente.

▪         Edita tu Perfil Público

Desde aquí puedes decidir la información que de tu Perfil Linkedin, puede aparecer en Google. Selecciona, de nuevo, con independencia de tu situación laboral, que aparezcan todos los apartados de tu Perfil Linkedin. Visibilidad máxima es la mejor opción. Ten en cuenta que, algunos reclutadores realizan búsquedas en Linkedin a través de Google. De esta manera, eliminan la limitación de perfiles a los que pueden acceder cuando reclutan desde sus perfiles de usuario.

Para ver una presentación visual de algunas de estas opciones pincha aquí

Fuente:exprimiendolinkedin

Linkedin, el gran ‘tapado’ de las redes sociales

Poco a poco las redes sociales se han ido consolidando y también inevitablemente sectorizándose. A LinkedIn en particular la jugada le ha salido bastante bien puesto que a día de hoy es considerada la red profesional más importante del mundo. En medio de la información más mediática sobre Facebook o twitter, parece que en este caso, Linkedin se presenta como suelen decir en el ámbito deportivo en el gran “tapado” de las redes sociales.

Algunos datos interesantes de la red social nos descubren algunos aspectos importantes. Gracias a un informe realizado por Lab42 podemos analizar mucho más a fondo los entresijo de esta red social para profesionales. De acuerdo con la infografía ( al final del artículo ), LinkedIn parece ser una red social bastante frecuentada por sus usuarios, con un 35% de ellos conectándose de forma diaria, un 32% varias veces a la semana y un 16% varias veces al mes.

Pertenecer a un grupo en LinkedIn también parece ser una característica muy arraigada entre sus usuarios puesto que un 81% de ellos asegura pertenecer al menos a un grupo mientras que un 52% de ellos admite participar en los debates de los grupos.

En el uso que se le da a la red social en cambio sí que existen diferencias dependiendo de en qué puesto de trabajo se encuentre el usuario. Para los altos ejecutivos de las empresas lo más importante en LinkedIn es, con un 22% de votos, relacionarse con otros profesionales de la industria en primer lugar y por supuesto promocionar su empresa. Para los profesionales de rango medio las cosas son distintas, lo principal para ellos es mantenerse en contacto (24%) aunque también les interesa relacionarse con otros profesionales de la industria (20%). Para los que acaban de empezar en el mundo laboral es evidente que lo principal es encontrar trabajo y de una forma más secundaria también estas relaciones con otros profesionales.

A pesar de la importancia que los profesionales parecen darle a este canal, las actualizaciones tampoco son tan constantes como cabría esperarse. Es cierto que un 42% de ellos sí actualiza su perfil con regularidad pero un 38% lo cambia de vez en cuando, un 13% cuenta con un perfil desactualizado e incluso un 7% no ha cambiado su perfil desde que se registró en la red social. Con la foto del perfil ocurre algo similar, a pesar de que un 37% sí afirma actualizarla de forma frecuente, un 18% no tiene fotografía, un 33% la actualiza raramente y un 12% tiene puesta la misma fotografía que subió el día que se registró en la página.

El terreno publicitario también merece la pena ser destacado, especialmente porque un 18% de los usuarios ni siquiera era consciente a la hora de realizar la encuesta de que en LinkedIn se publicaban anuncios. Dentro de los que sí son conscientes, el otro 82%, un 20% afirma hacer click en los anuncios de forma regular mientras que un 40% no lo hace y otro 40% lo hace rara vez.

Eso sí, parece que la mayor parte de los usuarios sí se ponen de acuerdo en cuanto a explicar por qué la red social es útil puesto que el 90% coincide en afirmar que les ayuda a conectar con otras personas de su industria que podrían convertirse en clientes, les resulta una red social más profesional que Facebook y además les ofrece la posibilidad de contratar a personas que de otro modo no hubieran podido conocer.

Por supuesto hablando de LinkedIn y su utilización es inevitable plantearse cuántos de sus usuarios deciden pasarse a la cuenta Premium y también cuál es el perfil más frecuente. Lo cierto es que un 62% de los usuarios de LinkedIn lo utiliza de forma gratuita. Dentro de los tipos de cuentas premium nos encontramos con tres distintas: una de 19,95 dólares al mes destinada en principio a empresas y por el que apuestan por el momento el 26% de los usuarios, otra de 39,95 también para empresas por el que se han decantado un 8% de los usuarios y finalmente un modelo que cuesta 74,95 dólares al mes por el que han optado el 5% de los ejecutivos.

Fuente:puromarketing

Linkedin:siete aplicaciones estrella que facilitan el networking

La red social profesional cuenta con múltiples aplicaciones para enriquecer el perfil

LinkedIn, la red social social de profesionales más importante anunció ayer la compra de Slideshare, una aplicación para diseñar presentaciones más atractivas y que sirve de intercambio de contenidos entre usuarios. Slideshare se suma así al resto de aplicaciones con las que cuenta LinkedIn y que muchas veces pasan desapercibidas entre los consumidores. He aquí siete herramientas que servirán para enriquecer el perfil y hacer de él un sitio web desarrollado y que ofrece argumentos para visitarlo:

-Google Presentations: Para aquellos que no se desenvuelvan con soltura con Slideshare, gracias a Google Presentations es posible insertar en el perfil presentaciones online de Power Point.

-Eventos: En este apartado podrás publicar eventos que pueden ver los contactos de dentro y fuera de tu red. Del mismo modo, ofrece la posibilidad de consultar citas a las que podrías estar interesado en acudir (Find events), así como crear un evento propio (Add an event) y que tus contactos sean notificados.

-Box.net: Sirve para subir documentos en pdf, .doc y .xls, tanto propios como de terceros.

-Wordpress: LinkedIn permite conectar un blog de WordPress en el perfil y que en él aparezcan los últimos posts escritos. Por su parte, Bloglink posibilita la publicación de posts de tus contactos.

-Grupos: La creación o participación en un determinado grupo aumenta la visibilidad de nuestro perfil. Cualquier persona puede iniciar una discusión, debate o consultar cualquier dudad a una comunidad de expertos que servirá además para hacerse un hueco en el nicho de mercado en el que estemos interesados.

-Company Buzz: Rastreador que informa de todo lo que se publica en Twitter de nuestra empresa y los productos relacionados con ella.

-Sondeos: También llamada LinkedIn Polls, esta herramienta facilita la recopilación de datos entre contactos para poder efectuar estudios de mercado con ellos.

Fuente:comunicaweb

Linkedin: la red donde se viene a trabajar

Linkedin es la red seria por antonomasia. Hay quien la considera como el patito feo de las redes sociales, ese lugar frío donde cuelgas tu currículum porque no tienes más remedio. Eres consciente de que contribuye a crear tu reputación online y en cierto modo te sientes obligado a ello. Has leído hasta la saciedad que es recomendable, pero, sinceramente, no tienes puestas muchas esperanzas en ello. Si buscan a alguien de tu perfil ¿hasta qué punto sirve lo que diga Linkedin? Depende exclusivamente de ti hacer que tu presencia en esta red social de profesionales sea provechosa:

Mirándola fríamente, Linkedin no parece tener mucho atractivo; no piensas en ella habitualmente, ni siquiera cuando vas a publicar algo con el resto del mundo, no es el lugar adecuado para disfrutar del puro placer de compartir. Tampoco se te ocurre entrar para ver quién ha actualizado su perfil o sencillamente, comprobar si sigue activa… Finalmente, tras varios días propóniéndotelo, te decides a entrar. La mayoría de veces después de haber recibido un mail con las últimas actualizaciones, o porque recibes la consabida invitación “Join me on LInkedin”.

Cada cosa en su momento. Linkedin no es el lugar más apropiado para contar lo que hiciste anoche. Aquí lo más oportuno es hablar de dónde has trabajado, qué proyectos tienes entre manos o cuáles son tus aspiraciones laborales. Aquí no te encuentras las fotos de gente con gesto divertido o cuanto menos en pose atractiva, sino que todos parecen estar mirando al infinito, con gesto adusto y expresión neutra… otra muestra de la seriedad que impera en este lugar.

Tu perfil estéticamente difiere poco del de los demás que componen esta red, no se podría considerar como visual y creativo, sino que es más bien soso. Está dividido en varios apartados donde hablas de tu perfil laboral, experiencia, aptitudes y formación profesional entre otras. Es el escaparate que muestra tu otro yo en redes sociales; habla de ti, pero no en términos de personalidad o aficiones, sino que muestra tu parte más políticamente correcta: la laboral.

La gente que se da lugar en este ambiente también parece muy aburrida, los comentarios que aparecen no son ni por asomo jocosos, da la impresión de que nadie se divierte… Y realmente de eso se trata, estamos hablando de trabajo, de actividades profesionales, mejor dejas las bromas para otro momento. Aunque sí es recomendable apostar por la diferenciación; lo profesional no ha de ser aburrido, monótono, seguro que encuentras una forma diferente de mostrar quién eres.

La única foto que aparece es la imagen del perfil. No existe la posibilidad de publicar fotos, si pensabas hacer eso, te has equivocado de sitio. Por ello elige bien esta instantánea, desde el encuadre hasta el vestuario y por supuesto la postura que adoptes. Se trata de tu carta de presentación.

Dime con quién andas y te diré cómo eres. En esta red social, eliges a tus contactos no por lo que son, sino por lo que hacen… Esto cuenta y mucho, para ganar relevancia con tu red de contactos. Una vez más, como en todo lo referente a social media, cantidad no es sinónimo de calidad. De poco te servirá tener un sinfín de contactos con perfiles poco o nada relacionados con el tuyo. Tampoco te será muy útil que tu red profesional, por muy extensa que sea, tenga un índice de interactividad muy bajo o prácticamente nulo. Admite en tu red a gente que realmente te interese, con quien tengas algún tipo de vinculación o la posibilidad de estrechar lazos profesionales. Rechaza invitaciones cuyo mensaje sea automático y su perfil no te vaya a aportar nada. Por tu parte, tampoco envíes peticiones a diestro y siniestro, invita a la gente a que “se una a tu red global”, a tu propia cruzada por hacerte hueco en el plano profesional.

Hechos, no palabras. Para obtener relevancia en este medio has de demostrar que realmente eres un profesional, no simplemente que dices serlo. Toma parte activa en la creación de tu comunidad, aporta contenido de interés, únete a grupos, participa aportando respuestas… Incluso puedes crear tus propios grupos, anímate y toma la iniciativa.
Estamos ante la primera red social cuya actividad principal no es compartir, sino crear una red integrada por profesionales activos, que interactúen y funcione como una verdadera comunidad, donde sus componentes participen activamente, intercambien experiencias, opiniones y servicios.

En Linkedin te juzgarán por tus acciones, la personalidad queda relegada a un segundo plano. Ten en cuenta que más que una persona, eres un perfil, un conjunto de experiencias, inquietudes y valores.

Que hablen de ti, pero que sea bien. Importa, y mucho, lo que los demás dicen de ti. Hay un importante apartado dedicado a mostrar, qué opinan de ti otros miembros de la red. Esto evidencia el carácter de profesionalidad de la red. Esmérate en demostrar quién eres a través de los demás. Consigue recomendaciones de profesionales con los que hayas trabajado, clientes, proveedores e incluso antiguos jefes. Si quieres conseguir una buena reputación online, ésta es la vía adecuada. ¿Cuál es tu grado de implicación en Linkedin? ¿qué frutos has obtenido de esta red social para profesionales?

Fuente:Carmen Santo-Puromarketing.com

10 Claves para usar Linkedin para encontrar empleo

No hacer contactos al “tun-tun” sino selectivamente y en base a unos objetivos definidos, unirse y participar activamente en los grupos profesionales para llamar la atención de los “cazatalentos”, o cuidar la propia identidad y reputación digital son algunas de las recomendaciones contenidas en este decálogo.

El CEF (Centro de Estudios Financieros), la escuela de negocios y centro preparador de oposiciones, ha publicado hoy un decálogo que recoge 10 aspectos a tener en cuenta para usar Linkedin como herramienta de búsqueda de empleo.

Estos 10 consejos han sido recogidos por Marta Blasco Camacho, experta en tecnologías web 2.0 aplicadas a los RRHH y profesora de redes sociales del CEF, y forman parte del contenido de unos seminarios que el CEF ha organizado sobre el potencial de las redes sociales en la búsqueda de empleo.

En palabras de Marta Blasco, “Linkedin se está convirtiendo en una vía esencial como método de reclutamiento. Sus bajos costes, la posibilidad de llegar a los profesionales directamente, sin intermediarios y sin tener que esperar a que se apunten a un anuncio; el disponer de un CV actualizado, y la ventaja de usar un Networking tan potente como el que brinda una red con 135 millones de usuarios en todo el mundo hacen que las empresas utilicen cada vez más Linkedin en sus procesos de selección de personal”.

Según la responsable de este decálogo, de cara al candidato, Linkedin es una herramienta de gran potencial y que, si se sabe explotar, puede abrirle oportunidades laborales muy interesantes. Para ello, ofrece 10 recomendaciones:

1) Cuida la imagen. Si decidimos generarnos un perfil en Linkedin, tenemos que tener en cuenta que vamos a estar expuestos las 24 horas del día los 365 días del año, como si de un escaparate se tratase. Es esencial tener el perfil lo más completo posible y cuidar la foto que ponemos en el mismo.

2) Gestiona adecuadamente tus contactos. No hagas contactos por el mero hecho de hacerlos, para eso existen otras redes sociales. Define tu objetivo (¿qué quiero conseguir con Linkedin?) y una vez definido, selecciona tus contactos en función del mismo. Así, si tu objetivo es encontrar trabajo, tus contactos deberían ser miembros de departamentos de RR.HH de empresas, consultoras, headhunters, ETTs, etc.

3) Únete a grupos profesionales y participa en ellos. Así podrás mostrar tu “expertise”, compartir conocimientos, obtener información útil sobre tu sector, etc. Ten en cuenta que participar en grupos puede servir de escaparate para que nos vean aquellas personas que están buscando talentos.

4) Transmite posicionamiento y diferenciación. Aprovecha los tres sitios Web y las distintas aplicaciones (Slideshare, WordPress, Box.Net, etc.) que te proporciona Linkedin para diferenciarte y subir documentos en distintos formatos (presentaciones Power Point, Vídeos, Podcast). También aprovecha las referencias que hagan de ti otros usuarios de Linkedin (al menos deberás tener dos).

5) Cuida tu identidad y maneja tu reputación digital. Un estudio reciente de Career Builder señala que un 34% de las empresas estudiadas han rechazado el perfil inscrito a sus ofertas de trabajo tras ver su perfil de Facebook. Si estás buscando trabajo, lo primero que tienes que tener claro es qué información existe sobre ti en la Red. Busca tu nombre en Google, a ver qué aparece. Ten cuidado con lo que escribes en blogs, foros, etc. y sobre todo, si tienes perfil en Facebook, preocúpate de que nadie exceptuando las personas que tú quieras pueda acceder al mismo.

6) Cuida el contenido de tu perfil. El contenido de tu perfil no tiene que ser como el de un CV, el cual se basa principalmente en funciones y tareas. Enfócalo más bien a logros y resultados, cuantificándolos en cada uno de los apartados. Rellena cuidadosamente el extracto y las especialidades, así como las actitudes (estos 2 últimos aspectos favorecerán la búsqueda de tu perfil por parte de las empresas). Y sobre todo, no dejes apartados sin completar.

7) Cuida las “reglas informales” a la hora de comunicarte con los contactos. Agradece cada vez que un nuevo contacto te acepta. No le escribas a su correo personal sin pedirle permiso previamente. Deja un tiempo prudencial hasta que le envíes tu CV y datos de contacto. No seas insistente y sobre todo, acostúmbrate a tener paciencia.

8) Si estás buscando trabajo y ya tienes un empleo, configura adecuadamente tu perfil para evitar problemas. Las opciones que te permite Linkedin en cuanto a tu configuración son: 1) Feed de actividad (te permite dar a conocer a los demás las empresas a las que sigues, cambios en tu perfil, actualizaciones de tu status, etc); 2) Difusión de tu actividad (contactos que has incorporado a tu lista, grupos a los que te has unido, etc.); 3) Acceso a tus contactos (quién puede ver tu lista de contactos).

La recomendación es que cuando estás en búsqueda activa de trabajo y ya estás trabajando, todas estas opciones las tengas configuradas de tal forma que no puedan ser visualizadas por nadie. En las demás circunstancias, deberías tenerlo totalmente abierto.

9) Mantén siempre la red actualizada. Piensa en la sensación que da cuando vemos un CV o una página Web no actualizada. Indirectamente, eso será síntoma de dejadez y falta de atención.

10) Dedícale tiempo. Tener un perfil de Linkedin adecuado implica horas de dedicación. Y una vez creado, todavía se necesita más tiempo para poder poner en marcha todo lo anterior. De las horas de dedicación, dependerá la eficacia de la herramienta.

Fuente:puromarketing

Facebook, Twitter, LinkedIn ¿Cómo funcionan y de que forma son más útiles para las empresas?

Mediante el programa Social Brand Leaderboards, Track Social ha realizado un estudio acerca de los usos prioritarios que se les dan o que mejor funcionan en las redes sociales más potentes del momento: Facebook, Twitter y LinkedIn. A pesar de que los resultados eran bastante esperados también cabe en el informa alguna sorpresa.

Track Social es una plataforma que analiza las redes sociales relacionándolas con las marcas y sus competidores atendiendo a valores como la presencia, audiencia y el compromiso entre otros muchos factores. Los resultados del estudio afirman que Facebook funciona mejor con las marcas, Twitter ofreciendo a sus usuarios noticias y LinkedIn trabajando con marcas tecnológicas.

En primer lugar hablaremos de Facebook, la mayor red global. Cuando Facebook comenzó a ofertar fan page para las empresas, el verdadero boom resultó ser la posibilidad que se las ofrecía de compartir un mismo escenario con consumidores, amigos y conocidos. Gracias a este acercamiento digital desde el punto de vista de la marca ellas también se posicionaron un poco más cerca de sus clientes. Los consumidores podían interactuar tanto con ellos como con cualquier persona, es decir, podrían compartir contenido e intercambiar información. Podrían tener una relación con sus fans. Teniendo en cuenta estas observaciones es normal que Facebook esté dominada por marcas por y para jóvenes tales como Disney, Coca-cola o MTV. Resulta mucho más sencillo para estas marcas debido a su mercado relacionarse con los usuarios de Facebook entreteniéndolos con sus post, su contenido especial o su trato preferente.

Por otro lado tenemos Twitter. Los infames 140 caracteres que Twitter ofrece a sus internautas no funcionan con todas las marcas. Pero está claro que Twitter sí encaja con las actualizaciones instantáneas, las noticias de última hora y los titulares a deshora. Ése es el motivo por el que las empresas de noticias dominan la red social. Pensándolo seriamente, sin las actualizaciones continuas, la inclusión constante de nuevo contenido o los posts a tiempo real las cuentas de Twitter tendrían poco que ofrecer a sus consumidores. Sin embargo su poder a la hora de propagar la información a una velocidad de vértigo y de forma viral, la posiciona como una poderosa herramienta para las empresas que realmente generan contenido relevante y de calidad.

Y finalmente LinkedIn. Esta red social siempre ha tenido un lugar especial en la red debido a su uso meramente profesional. Además, es centro de información corporativa y muchas compañías animan a sus empleados a que forman parte de ella con el fin de que conecten sus perfiles entre sí y aumenten la presencia de la marca en el site. No es una sorpresa que las empresas lideren LinkedIn pero sí lo es el hecho de que el top ten pertenezca a las dedicadas a las empresas de informática, con los primeros puestos ocupados por IBM, Hewlett-Packard y Microsoft.

Todo esto no implica que una empresa que se dedique a cualquier otra cosa no pueda formar parte de estas redes, simplemente intenta facilitar su comprensión y también ayudar a las empresas a que se instalen en la red en la que crean que pueden encajar mejor. Conocer las limitaciones y segmentaciones de cada plataforma ayudará a las empresas a escoger en cual de ellas gastar su energía y maximizar sus recursos.

Fuente:Marina Alonso

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores